DAS ha desarrollado enlaces ópticos con altas prestaciones para segmento terreno más allá de los 40 GHz, mientras que los enlaces ópticos calificados para el segmento espacial llegan a unos pocos GHz.

Hay una tendencia general hacia grandes satélites con repetidores de banda ancha (1 Tbit/s) y antenas con múltiples rayos. En este tipo de escenario, la distribución de señales de referencia y de RF es crítica, debido a la masa, la complejidad y los aspectos relacionados con intereferencias EMC/EMI. En tales casos, los enlaces fotónicos aportan beneficios relevantes en comparación con la tecnología tradicional de distribución de RF.

Los enlaces ópticos de microondas suponen un prometedor sistema de distribución de frecuencias, aportando mejoras a los cables tradicionales como:

  • Ahorro de masa y tamaño
  • Flexibilidad en la gestión del cableado, para aquellas aplicaciones donde se necesite enrutar un elevado número de cables desde la carga útil del satélite
  • Pérdidas de transmisión menores en la fibra óptica
  • Mejor estabilidad de fase con la temperatura y las curvaturas en comparación con el cable coaxial
  • Bajas emisiones electromagnéticas

Las características de los enlaces ópticos son especialmente desafiantes debido al ruido de fase añadido y la estabilidad en amplitud requeridas a lo largo de un rango de temperaturas muy grande (de -40ºC a +85ºC), sin olvidarnos de la masa, las dimensiones y el consumo de potencia, que constituyen así mismo parámetros clave.

 

Distribucion senales RF 1 Distribucion senales RF 2